Creciendo en el Camino

Puerto Madryn y Península de Valdez, hermosos lugares a los que volveremos.

 

Que lindos días que pasamos desde nuestro último resumen! Cuanta gente que conocimos! Cuantos lugares! Cuantos animales nuevos! Qué lindo es lo que estamos haciendo!

Salimos bien temprano desde Playas Doradas con destino a Puerto Madryn, se hiso desear pero por fin íbamos para allá. Dejamos atrás la provincia de Rio Negro y le dimos la bienvenida a nuestra cuarta provincia. Hola Chubut.

En el camino nos cruzamos con muchos viajeros. Conocimos a Ruben Leale. Él está como nosotros cumpliendo un sueño. Unir Ushuaia con La Quiaca, nada menos que en su moto pumita. Viaja a 50 kilómetros por hora, pero nada lo detiene. Podes seguir su periplo acá.

También nos cruzamos con dos periodistas brasileros que viajan en su escarabajo. En este momento están cumpliendo su sueño de ir a la Antártida. Ellos son Felipe y Nauro Junior. Nos hicieron un muy lindo reportaje que pronto lo podrán ver en su web Expedição Fuscamérica.

1

Con Ruben

2

Con Felipe y Nauro Junior

Llegamos a la ciudad con un terrible viento y tierra que volaba por todos lados. Recorrimos un poco la costanera mientras fue amainando el viento. Estuvimos en el monumento al indio Tehuelche y recorrimos Punta Cuevas donde fue el primer asentamiento Gales de toda la Patagonia. Desde ahí se ve una panorámica muy linda de la ciudad.

3

Punta Cuevas

Estacionamos en la costanera y nos dedicamos a pasear por la playa. Se nos acercaron muchísimas personas atraídas por nuestra camioneta. Estuvimos toda la tarde charlando he intercambiado anécdotas con la gente.

Llego la hora de cenar, decidimos hacer unas hamburguesas con ensalada y acá surge una de las complicaciones del sur. Pagamos el kilo de hamburguesas más caro de mi corta vida, solo 200 pesitos. Mientras más al sur vamos, mas diferencias hay con los precios. Por un lado en el supermercado es todo más barato, lo mismo que la nafta. Pero en los mercaditos o kioscos es todo muchísimo más caro.

El sábado y domingo iban a ser días de trabajo. Primero buscamos donde bañarnos. Venimos teniendo problemas con la bomba de agua. Papá dice que lo va a arreglar pero ahí sigue sin funcionar. Por suerte nos abrió sus puertas el camping del ACA donde nos dimos un laaargo baño con agua calentita.

Ya limpitos nos fuimos derecho a la feria de artesanos de la ciudad donde armamos nuestro puesto. El día estaba muy frio y de a ratos llovía pero eso no nos impidió vender varios bolsos para poder seguir sumando kilómetros.

El domingo directamente armamos nuestra mesa de ventas sobre la costanera con nuestra casa de fondo. Fue un éxito total, no solo por las ventas si no por la cantidad de amigos que pudimos hacer. Pasamos un excelente día hasta que se levantó un viento sur helado y tuvimos que salir todos corriendo.

El día lunes nos despedimos de esta hermosa ciudad que nos deslumbro, tanto pos sus paisajes como por su gente.

4

Salida de la Ciudad

Son 100 kilómetros los que separan la ciudad de Puerto Madryn con la entrada a Península de Valdes. Abonamos la entrada al parque, son 110 pesos por persona y yo por ser chiquito no pago.

Seguía lloviendo, como lo hizo toda la noche por lo que los caminos que recorren la península se encontraban cerrados. Solo Pudimos recorrer la isla de los pájaros que alberga una enorme cantidad de distintas especies de aves.

Cuenta la leyenda que Saint Exupery se inspiró en esta isla para el primer dibujo de su libro “El Principito”.

b

Dibujo del Principito

a

Isla de Pajaros

De ahí, fuimos directamente hasta el pueblo de Puerto Pirámides. Estacionamos en la puerta de la única estación se servicios que hay y nos dedicamos a recorrer el lugar. Este es el único lugar desde donde salen las excursiones en barcos para hacer avistages de la ballena franca austral. Lamentablemente llegamos tarde y ya no hay en la zona. Pero tiene una playa hermosa, el agua es muy colorida y transparente.

Fuimos hasta el camping que nos ofreció sus duchas para poder bañarnos nuevamente y cocinamos una rica carne a la cacerola con papas y cebollitas para luego irnos a dormir temprano así al otro día estábamos descansados para el trajín que nos esperaba.

5

Juntos en familia a orillas del mar.

La península tiene un recorrido de más de 300 kilómetros. Todos por un camino de ripio en muy buen estado. Fuimos primero hasta punta norte. En el camino nos cruzamos con un montón de animales que no conocía. Muchísimos guanacos, martinetas, liebres, pájaros, cuises. Fue hermoso. Lo único que nos entristeció un poco es ver que toda la península está dividida en distintos campos. Todos estos campos son privados y la gran mayoría pertenece a extranjeros.

6

Guanacos en la peninsula

En Punta norte, se puede observar una gran colonia de Elefantes Marinos y algún que otro Lobo Marino de un Pelo. En esta época están en plena etapa de reproducción y están muy cómodos recostados en la playa tomando sol.

7

Elefantes Marinos.

Tomamos el camino costero que se dirige a la parte sur. Tuvimos una gran sorpresa al encontrarnos con unos animalitos muy chiquitos que parecen tener un traje puesto. Los llaman Pingüinos de Magallanes, son muy amistosos y hasta posan para las fotos.

8

Pingüino de magallanes

Al costado del camino se empieza a ver cómo se va formando una hermosa caleta. Tiene un montón de kilómetros y se puede observar muy bien desde el mirador La Caleta.

Ahí paramos a almorzar y recorrer bastante el lugar. Nos cruzamos con varias personas con las que intercambiamos anécdotas. Todos nos preguntan ¿Porque viajamos? ¿Cómo hacemos? Por lo que estamos preparando un post sobre esto.

Decidimos no ir a la parte sur, cortamos un poco camino y nos fuimos hasta un lugar que nos había recomendado una persona que conocimos en Puerto Madryn. Se llama Playa Pardelas. Es hermoso el lugar! Tiene, por un lado acantilados y por otro montañas que se meten  en el mar. Papá se dedicó a arreglar la bomba que hoy vamos a probar y con mamá nos pasamos toda la tarde jugando y contemplando el bello paisaje que nos regaló un hermoso atardecer.

9

Playa Pardelas

Con las últimas luces del día emprendimos la vuelta donde tuvimos el primer inconveniente del viaje. Nos quedamos atrapados en el barro. Con mucha paciencia y ya de noche, haciendo un poco para adelante y otro poco para atrás papá logro sacarnos. Llegamos cansados pero felices por el hermoso día vivido. Como dice un amigo de papa “un día totalmente ganado”.

10

Seguimos creciendo en el camino juntos.

El viaje continua y con él, nuevos lugares, nuevos caminos y nuevas historias por contar. No te pierdas nuestra próxima aventura. Gracias por leernos y hasta la próxima.

Para ver todas las fotos de Puerto Madryn y Península de Valdez hace click acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »