Creciendo en el Camino

Trevelin, Esquel y Parque Nacional los Alerces. Tierras de ensueño

Volvimos a nuestro país por el paso internacional Río Grande. Después de 800 kilómetros de rutas chilenas sin problema alguno, en los 10 kilómetros que quedaban para llegar a la ciudad de Trevelin pasamos por un puente que estaba en total desnivel haciendo que se destalonaran las dos cubiertas traseras del lado derecho. Las dos llantas se doblaron y una de las cubiertas quedo literalmente destrozada.

Lo bueno fue que la otra cubierta ni bien frenamos se terminó de desinflar y no pasó a mayores. Inmediatamente nos pusimos mano a la obra para cambiar la rueda destruida y pararon dos chicos que venían viajando en bicicleta a darnos una mano. Todos trabajaban y yo dirigía. Por primera vez papá saco el criquet que traía la camioneta, y que por suerte funcionaba, y en menos de diez minutos estábamos listos para continuar camino.

1

Con Guido y Cristian, mil gracias por la ayuda

Llegamos finalmente a la ciudad de Trevelin en el comienzo del fin de semana de carnaval. La ciudad estaba colmada de gente por lo que con mate en mano nos fuimos a orillas de un río a pasar la tarde y descansar.

El parque nacional Los Alerces está dividido en tres partes. Portada sur, centro y norte. Desde la ciudad de Trevelin se accede a la portada sur donde se encuentra la presa hidroeléctrica Futaleufu.

La entrada al parque sale 70 pesos y vence recién a las 48 horas, es decir que la misma te sirve para la portada centro. En el momento que fuimos, debido a un incendio que se había logrado controlar muy recientemente, no había muchos paseos habilitados, la gran mayoría de senderos para caminar se encontraban cerrados. Pero eso no quitaba que el paisaje del camino sea realmente imponente.

2

Hermosos los paisajes

Hicimos una breve caminata por el sendero interpretativo histórico donde están las ruinas de lo que fue el asentamiento que hubo cuando se construyó la represa en donde nos encontramos con una vieja usina abandonada.

Luego de unos kilómetros más llegamos a un nuevo sendero donde luego de caminar unos 500 metros llegamos a una bella cascada llamada Los Tambores.

3

Cascada los tambores

La presa da lugar al Lago Amutui Quimei y para acceder a él, hay que serpentear un muy lindo camino de caracol.

4

La represa

Ya de camino hacia la salida, se pasa por el “puente tubería” que es el conductor  de agua desde el embalse hasta la sala de máquinas. Solo se puede observar el 24% de este y el resto pasa por túneles que atraviesa la montaña. Para tener una magnitud del tamaño la parte visible tiene una longitud de más de 400 metros. Esta construcción es realmente increíble.

5

La tubería

Después de andar otro trecho se llega a la “chimenea de equilibrio” que tiene la función de compensar las variaciones de presión del agua antes de entrar a la sala de máquinas. El nivel del agua dentro de la chimenea siempre está en equilibrio con el del embalse.

6

La chimenea

Por último se llega a la “sala de máquinas” que contiene 4 turbinas a las cuales la fuerza del agua  va moviendo con lo que se genera la energía.

7

Sala de maquinas

A muy pocos kilómetros de Trevelin se encuentra la ciudad de Esquel. Esta está rodeada de muy lindas montañas. Acá tuvimos la suerte de encontrarnos con Fran y su familia, a ellos los habíamos conocido en Los Antiguos y habíamos recorrido parte de la carretera austral juntos. Compartimos una muy linda cena y nos organizamos para ir a recorrer juntos la parte del parque nacional que nos faltaba.

En esta ciudad pudimos conocer la famosa Trochita, el último tren funcionando a vapor de la Argentina. Todos los días a las 10 de la mañana en punto parte humeando hacia la ciudad de El Maitén. Es muy pintoresco ver como tira vapor por su chimenea.

8

La trochita

También conocimos el Mirador de la Cruz. Es un camino complicado siempre en subida y que va atravesando distintos bosques de pinos. No pudimos recorrerlo en su totalidad por lo complicado del terreno, pero eso no evito que podamos sacar una foto panorámica muy linda de la ciudad.

9

Esquel desde el mirador la cruz

En Esquel nos topamos con la gomería Torres donde conocimos a Luis que muy amablemente nos arregló nuestras dos llantas dobladas y nos ayudó a conseguir una muy linda cubierta usada que ahora viaja de auxilio con nosotros.

Por lo que ya con las cubiertas en condiciones hicimos los 50 kilómetros que nos separaban de la portada centro del parque nacional junto con nuestros amigos.

A

Entrando al Parque Nacional

A la entrada del mismo y a orillas del lago Futaleufu hay varios lugares de camping libre. Nosotros elegimos el camping la Cascada. Lleva este nombre ya que en la entrada al mismo hay una hermosa y gran cascada.

10

Una belleza

Pasamos tres días hermosos a pura playa, comidas y disfrutando con nuestros amigos. Por las noches nos íbamos a lago donde al estar el cielo totalmente despejado era increíble cómo se veían las estrellas.

11

Junto a Pablo, Joana, Fran y India

12

Junto a Mario y Doris

Y nuevamente llego una de las partes más difíciles de este viaje. Porque al tener a todos nuestros familiares y amigos lejos nos aferramos mucho a los amigos que vamos haciendo en el camino, se hacen muy rápidamente lazos muy fuertes por lo que cuesta mucho despedirse. Pero volvimos a la ruta y esta vez paramos en la “pasarela del Río Arrayanes”

13

Río Arrayanes

Estacionamos nuestra casa, nos pusimos ropa cómoda y emprendimos una caminata que nos llevó aproximadamente dos horas. Pasamos por un puente colgante y tomamos un sendero que nos llevó hasta el puerto Chucao que es donde salen las excursiones hasta el alerzal milenario al cual lamentablemente no pudimos acceder pero que en otra ocasión seguro vamos a visitar.

14

Felices en Familia

Por ultimo fuimos hasta la portada norte del parque donde acampamos a orillas del lago Rivadavia y donde pasamos dos hermosos días en familia.

Es un Parque Nacional increíble, al cual lamentablemente año a año algún loco intencionalmente decide prenderle fuego desatando incendios incontrolables que queman cientos de hectáreas. Son muchas las hipótesis que se manejan pero son cosas que a pesar de mi corta edad estoy seguro que no voy a entender jamás.

Les dejo un fuerte abrazo, muchas gracias por leernos y no olviden subscribirse a nuestra página para no perderse de nada!!!

Para ver todas las fotos de nuestro paso por Trevelin, Esquel y el Parque Nacional Los Alerces entra acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »