Creciendo en el Camino

El mágico camino de los 7 lagos!!!

Entrabamos a una nueva provincia, la de Neuquén. La tierra donde nació mi papá y empezábamos a transitar el camino de los 7 lagos. Hace varios años atrás mamá y papá junto a unos amigos recorrieron estos lugares en bicicleta. Fue su primer viaje de aventura. El comienzo y desencadenante de este sueño que hoy estamos tratando de hacer realidad.

Son 110 kilómetros por la ruta 40 los que separan a la ciudad de Villa la Angostura con la de San Martín de los Andes.

Nuestra primera parada fue en Villa, nuestro jardín de ese día fue el estacionamiento donde comienza la caminata al Bosque de Arrayanes. Estábamos a pasitos del lago Nahuel Huapi.

foto 1

Lago Nahuel Huapi

Todas las mañanas disfrutábamos del desayuno a orillas del lago y por la tarde recorríamos la zona de Playa Brava.

Primero hicimos el recorrido de Laguna Verde, un sendero de 2 kilómetros te lleva por toda la vuelta de la laguna donde hay varios miradores, explicaciones de las plantas que hay en la zona y también está el “arrayán del amor”, Es un arrayán que con su tronco está abrazando a un árbol contiguo.

foto 2

Arrayán del amor

Otro día hicimos el recorrido a la península Quetrihue. Hay varias formas de hacerlo, se puede tomar una excursión en catamarán que bordea todo el lago Nahuel Huapi, alquilar una bicicleta o hacer como nosotros, una muy linda caminata de 12 kilómetros hasta el famoso Bosque de Arrayanes.

Son varios los miradores hermosos por los que se pasa. El camino es casi plano por lo que me pudieron llevar perfectamente en mi cochecito. Dice la historia que Walt Disney se inspiró en este bosque para hacer la película de bambi.

Es impresionante la cantidad de arrayanes que hay y el color naranja intenso que tienen.

foto 3

Bosque de arrayanes

En esta ciudad recibimos la visita de un amigo de papá junto a su familia, con la que pasamos una muy linda tarde y también visitamos a otro amigo de la infancia de papá que vive en el lugar y que hacía muchos años el no veía.

Foto 4

Junto a amigos de papá

Ya saliendo de la ciudad nos encontramos con el río Correntoso, está catalogado como el más corto del mundo y une los lagos Correntoso y Nahuel Huapi.

foto 5

Río Correntoso

El lago Correntoso es uno de los pocos lagos que no es de deshielo por lo que sus aguas son mucho más cálidas. Pasamos una muy linda tarde a sus orillas, bañándonos y disfrutando del sol.

foto 6

Lago Correntoso

Volvimos al camino y pasamos por el lago Espejo Chico donde años atrás papá y mamá hicieron una muy linda caminata al Cerro la Mona. En esta oportunidad no fuimos pero voy a dejar que mi papá se las cuente ya que según dicen ellos es un lugar imperdible.

Hola cómo están? Hace varios años ya tuvimos el placer de transitar estas tierras y compartir junto a unos amigos una experiencia inolvidable. Un día bien temprano por la mañana nos anotamos en el registro del camping de lago Espejo Chico para dar comienzo a la caminata hasta la cumbre del cerro La mona. Es de una dificultad alta pero vale totalmente la pena, no solo por las vistas panorámicas que ofrece sino también porque se puede observar cómo va variando la vegetación a medida que vas subiendo el cerro y la cantidad de oxigeno del aire disminuye al igual que la temperatura.

Empezamos el recorrido con mucho calor y metidos en un bosque de mucha vegetación, a medida que subimos el bosque se fue transformando en arboles de troncos muy altos y copas frondosas.

foto 7

En el medio del bosque

Las primeras vistas son ya una belleza, se puede ver a lo lejos el cerro Tronador con varios lagos a su alrededor.

foto 8

Vista desde el cerro la Mona

El camino en su último tramo se vuelve totalmente desértico donde predominan unos arbustitos achaparrados muy chiquitos, hay también manchones de nieve y la temperatura baja precipitadamente. Habíamos empezado a caminar en remera mangas cortas y terminamos en la cumbre abrigados a más no poder.

foto 9

Arbustos achaparrados

Desde la cima se puede observar hacia un lado el volcán Lanin, hacia otro el volcán Villarica de Chile y por último se observa en todo su esplendor el cerro Tronador de Bariloche y los lagos Nahuel Huapi, Correntoso, Espejo Grande, Espejo Chico y dos lagunas. Todo eso en una misma imagen muy difícil de captar con una cámara fotográfica por la enormidad del paisaje. INCREÍBLE!!!.

foto 10

Cumbre cerro la Mona

Esa fue la hermosa experiencia de mis papás que ya cuando sea más grande más que seguro la voy a vivir.

Desviándose unos pocos kilómetros por la ruta 65 se llega a la ciudad de Villa Traful. Está enclavada en el medio de la montaña y a orillas del lago Traful. En la entrada a la ciudad hay un área de acampe libre donde pasamos 2 hermosos días en contacto con la naturaleza pescando y haciendo lindas fogatas.

foto 11

Villa Traful

Volviendo por el camino llegamos al lago Pichi Traful, donde conocimos dos hermosas cascadas. La cascadas de Ñivinco donde después de una caminata de 35 minutos se llega a un hermoso salto de agua. También rodeando el lago Pichi Traful se llega a otro salto de agua con menos caudal pero muchísima altura en el cual si el día acompaña uno se puede meter debajo de la caída de agua.

foto 12

Cascada Ñivinco

Siguiendo por la ruta 40 pasamos varios lagos más, cada uno con un muy lindo paisaje hasta que llegamos al lago Hermoso donde pasamos una muy linda tarde y nos sacamos una foto los 3 juntos en familia en el mismo tronco que años atrás papá y mamá se habían también retratado.

Foto 13

Juntos en lago Hermoso

Foto 14

Años atrás papá y mamá en el mismo lugar

Fue una excelente experiencia haber conocido estos lugares, paisajes totalmente distintos entre un lago y otro y lo mejor es que cada uno te ofrece varias cosas para hacer.

No olviden de suscribirse a si no se pierden de nada!!!

Para ver todas las fotos del camino de los 7 lagos entra acá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »