Creciendo en el Camino

Cafayate la tierra de los colores

Luego de pasar unos días junto a amigos viajeros en la localidad de Colalao del Valle llegamos a la hermosa ciudad de Cafayate,

Ubicada en el corazón de los Valles Calchaquies la ciudad de Cafayate está rodeada de viñedos, bodegas y majestuosos paisajes.

Foto 1

Entrada a Cafayate

Tuvimos la posibilidad de recorrer dos bodegas. A la primera que fuimos es la del Esteco, nos hicieron una muy linda recorrida por sus viñedos, sus bodegas y una muy rica degustación.

Foto 2

Bodega el Esteco

La otra bodega que fuimos fue la de Domingo Hermanos, donde nos mostraron la producción en todo su proceso, desde que llega la uva hasta el envasado y etiquetado artesanal, para culminar también con una degustación.

Foto 3

Bodega Domingo Hermanos

A unos pocos kilómetros de la ciudad está situado el paraje El Divisadero, un curioso sitio arqueológico con pinturas rupestres desde donde se puede acceder a las cascadas del río Colorado y obtener una muy linda vista panorámica del valle.

Foto 4

El Divisadero

En la otra dirección de la ciudad, pero muy cerca también, nos encontramos con unos inmensos médanos de arena fina y extremadamente blanca.

Foto 5

La arena es bien fina y blanca

Ya en la ruta 68, camino a Salta nos encontramos con el atractivo principal de la zona, la famosa quebrada de las Conchas, donde la maravilla del paisaje deslumbra, sus colores y formas provocadas por el agua y el viento, allí se pueden observar innumerables obras de arte hechas por la naturaleza a lo largo de millones de años.

Con lo primero que nos encontramos fue con Los Colorados, un cañón de arenisca roja que fue erosionado por el agua formando un sinfín de formaciones geologías.

En el lugar hicimos una larga caminata rodeando todo el cañón en el cual se pueden ver unos paisajes increíbles llenos de colores.

Foto 6

Los Colorados

Siguiendo camino nos encontramos con los Castillos, unas muy lindas geoformas al costado de la ruta.

Foto 7

Los Castillos

Un poco más adelante nos encontramos con Las Ventanas, donde gracias a la erosión eólica e hídrica, sumada a la amplitud térmica se  permite el desgaste continuo de la ladera hasta convertirse en agujeros que se parecen a unas ventanas.

Foto 8

Las Ventanas

El obelisco es la próxima atracción. Un monumento natural de 26 metros de altura que fue modelado por la combinación de los agentes erosivos: viento, lluvia, frio y calor; resultando una impactante torre.

Foto 9

El Obelisco

El siguiente punto es la Yesera, lugar de innumerables paisajes todos muy coloridos.

Foto 10

La Yesera

El sapo es una roca erosionada a través de los años que ha dado lugar a una forma muy particular.

Foto 11

El Sapo

Tres cruces es un muy lindo mirador al que subimos y que nos brindó una vista espectacular de toda la zona.

Foto 12

Mirador Tres Cruces

Cada kilómetro que uno recorre, cada curva, cada subida, te brinda un paisaje hermoso merecedor de miles de fotografías.

Foto 13

Increíble los paisajes

Los Diaguitas Calchaquies creían que la Garganta del Diablo y el Anfiteatro eran dos puertas al inframundo. Son dos grandes cañones encajonados que el agua fue moldeando durante siglos dando como resultado un enorme lugar con una acústica increíble.

Foto 14

Garganta del Diablo

Es un lugar que no pueden perderse y dejar de conocer en esta vida, quedamos totalmente fascinados con los colores y paisajes que vivimos. Es un trayecto de 100 km que recorrimos en horas porque cada rincón te atrapa con su belleza. Les dejo un gran abrazo y no se olviden de suscribirse para no perderse de nada.

Para ver todas las fotos de Cafayate entra acá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »