Creciendo en el Camino

Paso Ollague, uniendo Bolivia con Chile

Saliendo de la ciudad de Uyuni nos encontramos con un antiguo cementerio de trenes. Hace mucho tiempo el ferrocarril unía esta zona con la ciudad de Antofagasta y los trenes partían con sus vagones repletos de plata. Cuando la zona dejo de ser rentable los trenes quedaron varados en un solitario lugar que se presta para realizar miles de postales.

foto 1

Cementerio de Trenes

Y ya en camino nos topamos con el río colorado, el cual debe su nombre al color del agua que se genera a partir del desierto de la zona que tiene un color rojizo intenso.

foto 2

Río Colorado

Son 200 kilómetros los que separan Uyuni de la frontera, hay algunos poblados muy chicos en este trayecto dentro de los que se destaca San Cristobal con una muy bella iglesia.

foto 3

Una iglesia distinta

El camino es todo de ripio pero en muy buenas condiciones aunque hay que tener un poco de cuidado porque en algunos lugares hay vados de arena. En todo el camino NO hay ningún cartel indicativo de las distancias o los nombres de los poblados o de donde uno se halla, lo único que reconocíamos era el volcán Ollague por su tremendo tamaño.

foto 4

Volcán Ollague

Cuando nos dimos cuenta que llegamos a la frontera, porque ningún cartel indicaba nada, era ya de noche. Supuestamente el lugar cerraba a las 19 hs, llegamos a una barrera cerca de las 18 hs, no sabíamos dónde estábamos, tocamos bocina y no salió nadie, estábamos por seguir el camino cuando de pronto se acerca un hombre diciendo que la frontera ya estaba cerrada. Si no fuera por él vaya a saber a dónde hubiéramos ido a parar.

foto 5

Amanecimos en la frontera

Luego de una muy larga noche por fin hacíamos lo trámites pertinentes y el cartel decía bienvenidos a Chile nuevamente.

A todas las personas en Bolivia que le habíamos preguntado cuantos kilómetros había desde la frontera hasta Calama nos habían respondido que aproximadamente unos 70 kilómetros o en tiempo como una hora. En Uyuni solamente pudimos cargar 33 litros de gasoil por lo que solamente nos quedaba 1/8 de tanque. En el lugar nos encontramos con la noticia de que había 230 kilómetros con algunos tramos de ripio y sin ninguna gasolinera en el medio.

Como el camino es en su gran mayoría en bajada nos permitió ir en punto muerto una muy buena parte pero preocupados por la situación no pudimos disfrutar mucho de los increíbles paisajes que estábamos recorriendo.

La zona está llena de salares rodeados de montañas, enormes volcanes y lagunas pobladas de pájaros.

Foto 6

Un hermoso paisaje

Faltando 40 kilómetros para llegar a Calama nuestros compañeros de viaje se quedaron sin gasolina, nos dieron su bidón y nosotros seguimos camino por algunos kilómetros más. Nos faltaban solamente 17 kilómetros para llegar cuando nuestro motor dijo basta.

Empezamos a parar vehículos y un camionero muy amable nos regaló 5 litros de gasoil que sacamos con una manguera de su tanque y los echamos todos en el nuestro pero sin darnos cuenta que teníamos que guardar un poco para ponerle al filtro de combustible por lo que tuvimos nuevamente que parar otro vehículo para obtener este poquito que nos faltaba, una vez lleno el filtro hubo que empujar un poco la camioneta que gracias a dios había quedado en una bajada para poder arrancarla ya que no tiene ningún cebador para sacar el aire que queda en la cañería.  Llegamos sin otros problemas a la gasolinera para llenar nuestro tanque y el bidón para volver en busca de nuestros amigos.

Foto 7

Llegamos al desierto de Atacama

Ya todos juntos en camino nuevamente decidimos parar en un pueblito muy tranquilo, un oasis en el medio del desierto llamado Lasana.

Foto 8

Entrando a Lasana

En el lugar fuimos recibidos por el presidente comunal que nos ofreció quedarnos en un quincho con baño, ducha y un playón muy grande en el cual disfrutamos 3 días para descansar y renovar energías.

En el medio del pueblo hay unas ruinas arqueológicas enormes, el Pucara de Lasana, un lugar con mucha historia y que vale la pena conocer.

Foto 9

Pucara de Lasana

Fue una linda experiencia y el paso fronterizo más bonito que hemos recorrido hasta ahora, si bien tuvimos dificultades valió totalmente la pena.

Les dejo un gran abrazo y no olviden suscribirse para seguir recibiendo nuestras aventuras.

Para ver las fotos de Uyuni a la frontera entra acá.

Para ver las fotos de nuestros primeros pasos por el norte de Chile entra acá.

2 pensamientos sobre “Paso Ollague, uniendo Bolivia con Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »