Creciendo en el Camino

Ibarra y alrededores. Nuestro último destino en el increíble Ecuador!!!

Dejamos atrás la enorme ciudad de Quito después de disfrutarla y recorrerla por más de una semana, si no leíste como fue nuestra experiencia en la capital ecuatoriana lo podes hacer acá.

Nuestra primera parada fue a los pocos kilómetros, entramos a un pueblo muy chico a visitar el santuario de la Virgen del Quinche cuya imagen fue tallada hace más de 400 años. A este lugar concurren miles de fieles todos los fines de semana. Cuando llegamos se estaba dando misa por lo que la iglesia estaba colmada de gente y no pudimos ingresar a conocerla.

foto-1

El santuario por fuera

Recorrimos un poco las calles del pueblo, nos sorprendió como trabajan la caña de azúcar, con ella hacen una pasta que van estirando manualmente por bastante tiempo y con el resultado hacen distintos tipos de dulces.

foto-2

En pleno trabajo

A pocas cuadras del santuario hay una calle especial en donde se juntan los carros para ser bendecidos. Sin dudarlo hacia allá fuimos, el sacerdote fue tirando agua bendita por cada rincón de nuestra casa y orando por nuestra aventura y para que lleguemos bien a nuestro destino.

foto-3

Bendiciendo el chófer

Como era sábado decidimos entrar a la ciudad de Otavalo, este día funciona una enorme feria artesanal, la más conocida del país. Allí se pueden encontrar artesanías de todos los rincones del país y a su vez es muy pintoresco ver la multitud de cosas coloridas que se venden.

foto-4

Todo es muy colorido

Lo que más nos llamó la atención fueron las blusas, manteles y varias cosas más, todas bordadas a mano con unos trabajos impresionantes.

foto-5

Alguno de los bordados

Si querés ver más fotos de las distintas cosas que venden en la feria de Otavalo podes mirarlas acá.

Seguimos camino a la ciudad de Ibarra, paseamos un poco por la misma y siguiendo las indicaciones de nuestros amigos de Quito, Carolina y Alberto llegamos a la finca Santiago del Rey. Sus dueños Marcelo y Lila nos estaban esperando. Ellos son los padres de Carolina y nos recibieron como si fuésemos sus propios hijos.

foto-6

Con Lila y los chicos de Cambio de Rumbo

El lugar originalmente fue una finca Jesuita que luego paso a ser de los Franciscanos y por ultimo llego a esta familia. Es un privilegio haber podido recorrer tremendo lugar, sus patios y cascadas, en el predio hay hasta una capilla de la época jesuita muy linda y antigua.

foto-7

Uno de los tantos patios

Todo está rodeado de animales, gansos, gallinas, pavos, patos y hasta pavos reales.

foto-8

El bello pavo real

Para ver más fotos de Santiago del Rey entra acá.

Luego de pasar dos días descansando en la finca nos dedicamos a recorrer la zona. Lo primero que hicimos fue ir a San Jose de Chaltura, un tranquilo pueblo a lo alto de una montaña donde sus restaurantes se especializan en cuy asado. Desde Perú que veníamos con ganas de probarlo y por fin nos decidimos. Se sirve acompañado de papas y ensalada y su sabor es muy parecido al del chivo patagónico de Argentina, que tanto le gusta a papá.

DCIM100GOPROGOPR2164.

Degustando el cuy

En nuestro regreso a la finca pasamos por el pueblo de San Antonio de Ibarra. Su plaza principal está rodeada de negocios y artesanos que se dedican a trabajar la madera con una calidad admirable y a muy bajo costo. Hay desde muebles, adornos, esculturas y hasta jarrones de colores y formas bellísimos.

foto-10

Algunos trabajos

foto-11

Los jarrones

A unos 40 kilómetros de la ciudad se puede visitar la hermosa laguna de Cuicocha, también conocida como la laguna de los dioses.

Hace más de 3.000 años el volcán que lleva el mismo nombre hizo erupción generando una enorme caldera que hoy aloja a la laguna de aguas color azul profundo.

foto-12

La laguna de Cuicocha

Se pude hacer una larga caminata alrededor de toda la laguna cosa que no pudimos hacer por razones de tiempo y de clima, pero la recorrimos un poco disfrutando de sus bellos miradores.

foto-13

Contemplando la calma

Si te quedaste con ganas de ver más fotos de esta hermosa laguna podes hacerlo acá.

Por ultimo visitamos la ciudad de Cotacachi famosa por sus talabarterías. Nos perdimos caminando por todo el lugar rodeado de negocios que venden distinta cosas hechas en cuero, desde botas, camperas hasta unos maletines increíbles.

foto-14

Uno de los tantos negocios

Fue una linda despedida de Ecuador, de los 90 días que el país nos dio para permanecer allí nosotros nos quedamos 89, no teníamos ganas de irnos porque nos encantó, nos sorprendió y nos enamoró Ecuador. Los disfrutamos hasta último momento, dimos prácticamente vuelta el mapa, recorrimos las tres vías principales, costa, sierra y selva. Nos llevamos miles de amigos y unas enormes ganas de volver, por lo que será hasta la próxima!!!

Para ver las fotos de nuestro paso por Ibarra podes entrar acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »