Creciendo en el Camino

Como Crecer en el Camino por América sin ser millonario!!!

Todos los días con cada una de las personas que nos cruzamos en el camino, nos realizan la misma pregunta. Lo mismo nos pasa en nuestra página, casi a diario recibimos consultas sobre este tema. ¿Cómo hacemos para financiarnos el viaje? Es la pregunta del millón y por la que más de una persona no se atreve a decidirse y salir a la ruta. Les voy a contar como es nuestra experiencia hasta ahora, y también ideas que hemos ido recolectando a lo largo del trayecto de otras personas. Van a terminar descubriendo que no hay excusa para salir a la aventura!!!

En primer lugar les voy a contar un gran secreto que todos los viajeros conocemos y que para el resto pude sonar raro o increíble. Es mucho “más” económico vivir viajando que hacerlo en un lugar fijo.

Al estar en movimiento hay grandes gastos que uno no tiene. No se paga ningún tipo de impuestos, nos olvidamos de lo que es el agua, la luz, el gas, el cable y demás. Solamente pagamos el seguro o Soat del vehículo dependiendo del país en el que uno se encuentre y donde este, y es mucho más económico de lo que sale en nuestro país por ejemplo, otro cosa que compramos es un paquete de datos para el celular para mantenernos comunicados con nuestra familia, amigos y con nuestros fieles seguidores, ustedes. Son las dos únicas cosas que mes a mes pagamos.

No pagamos alquiler, hotel, ni ningún tipo de alojamiento ya que llevamos nuestra casa a cuestas con todas las comodidades necesarias. Para las personas que no viajan en un vehículo, hay diversas opciones para no pagar alojamiento pero eso lo trataremos en otro post.

1

Acampando en el lago Fagnano

No compramos recuerdos ni acumulamos cosas innecesarias que no necesitamos, nuestro espacio es totalmente reducido por lo cual únicamente llevamos lo necesario.

Esto nos deja en dos grandes gastos solamente, comida y combustible. Lo primero viviendo en nuestra casa también lo tendríamos, con la salvedad, que viajando a nosotros, se nos hizo más económico y lo más importante, más sano. Como tenemos “tiempo”, nuestro mejor amigo desde hace casi un año, buscamos precios, visitamos mucho los mercados y sobre todo nos cocinamos siempre. Nada de comprar comida hecha y solamente muy de vez en cuando salimos a comer afuera.

2

Haciendo unos ricos pollos

Lo que se refiere a combustible, no es mucho el gasto diario, como quizá uno se imagina. Si bien hemos ya crecido en el camino más de 35.000 kilómetros, estos no los hicimos de un día para el otro,  si no que a lo largo de un año y medio aproximadamente. Viajamos despacio, a velocidad paisaje, optimizando el consumo. Sacando un costo promedio de 0.75 centavos de dólar el litro de combustible y con un consumo de 9 litros cada 100 kilómetros, nos da un gasto total de 3.150 dólares. Dividiéndolo por la cantidad de días, estamos gastando diariamente un aproximado de 6 dólares. En Colombia por ejemplo estuvimos medio año y solo recorrimos 6000 kilómetros, es decir que el gasto fue mínimo.

3

Viajando lento pero contento

A estos dos gastos importantes hay que sumarle algún que otro imprevisto de los que nadie está exento y en nuestro caso, yo aún, uso pañales (shhhh no le digan a nadie). Por las expresiones que papá que hace cada vez que los va a comprar, calculo que es de lo más caro que compramos. Ya por suerte no uso más!!!!!!!!!!!!!!!!!

Por otro lado hay que contar las entradas a parques, museos y demás parecidos, que para nosotros no es un gasto, sino más bien, una inversión. Lo que son excursiones tratamos de evitarlas ya que generalmente son muy caras y siempre hay una forma de hacer la visita por cuenta propia. Es cuestión de tomarse el tiempo de averiguar bien, cosa que nosotros tenemos mucho pero que quizá en unas vacaciones de tiempo limitado no se puede hacer.

Como verán el gasto, es muchísimo menos de lo que imaginaban seguramente. Dependiendo de cada viajero y de la vida que lleve, algunos gastamos más y otros menos.

Ahora bien, teniendo un panorama de los gastos y viendo que es todo muy barato y muy lindo, yo me pregunto, papá y mamá ¿De dónde sacan el dinero que nos mantiene día a día?

4

Sentate, tomemos uno mates, mientras te cuento

Si bien salimos con un colchón de ahorros, que equivocadamente, estimábamos nos iba a durar bastante tiempo, la realidad fue otra y nos golpeó duro. Al momento de partir Argentina pasaba una época bastante particular donde los precios de todo se dispararon, haciendo humo muuuuy rápidamente lo guardado. Ante esta complicación surgió la  necesidad de viajar más lento trabajando en cada uno de los lugares que visitamos.

Les voy a contar tal cual fue nuestra experiencia laboral hasta ahora y ojala les sirva para tener un panorama más amplio.

Cunado papá y mamá decidieron embarcarme en esta aventura, empezaron a pensar, preguntar e investigar que poder hacer para vender mientras viajemos. Al ser sobre el mar, la gran mayoría de destinos a visitar, fue cómo surgió, la idea de hacer nuestros hermosos bolsos playeros que se convierten en una lona para tomar sol con almohadita incluida.

foto

El famoso bolso playero

Para poder confeccionar los bolsos, hicimos una compra de telas en Buenos Aires y nos conseguimos una máquina de coser. Mamá aprendió a usarla, hizo un trato con papá, ella los hacia y el los vendía cosa que duro poco tiempo pero no vamos a entrar en tantos detalles, jeje.  Armo un pequeño sotck antes de partir y en nuestra primera parada, Bahía Blanca, en la casa de mi tía, mamá se dedicó más de 15 días a coser.

Para venderlos mientras viajamos, lo hemos hecho de diferentes formas, todas nos han resultado, algunas más y otras menos.

Hemos trabajado en varias ferias a lo largo de nuestro país. Antes de que empiece la temporada es muy fácil entrar ya que no hay fiscalización y generalmente no cobran el puesto.

foto-2

Trabajando en la feria de las Grutas

Otra forma de hacerlo y que es la ideal para nosotros, es estacionar nuestra camioneta, que al estar ploteada es un gran llamador, y armar el puesto de venta al lado de la misma. Generalmente lo hacemos en un lugar que pase muchísima gente, pero que este sea recreacional, como ser una plaza, un parque o una playa. Nos ha pasado de hacerlo en el medio del centro de alguna ciudad y la gente va tan metida en sus cosas que no se detiene a prestar atención a lo que ofrecemos.

foto-3

Vendiendo en la playa de Puerto Madryn

También nos hemos presentado a vender, en fiestas típicas de cada lugar, a las cuales, concurre muchísima gente.

foto-4

Inauguración la Mercante, Dolavon

Cuando estuvimos en la ciudad de Neuquén visitando a nuestros abuelos, hicimos una gran venta por internet que tuvo muchísimo éxito. Dábamos el número de nuestra cuenta y enviábamos los bolsos por correo.

foto-1

Internet es una genial herramienta

Llegamos al norte de Argentina y no le vendíamos un bolso a nadie, por lo que recurrimos a algo que no falla nunca, “la comida”. Tenemos una olla que hace la cocción de un horno, por lo que compramos moldes y las cosas necesarias, buscamos la receta y nos pusimos a cocinar unas ricas pastafrolas de dulce de membrillo y batata.

foto-5

Mama cocinando sus primeras pastafrolas

La forma de venderlas siempre fue la misma. Estacionamos la camioneta y vamos persona por persona ofreciéndoles. Lo ideal es buscar un lugar de paso turístico obligado, algún parador o estación de servicio en la ruta. A cada persona que pasa le contábamos nuestra historia y se llevaba una pastafrola. Lo bueno de esto es que la gente va cambiando constantemente y son más las posibilidades de venta. Antes de salir del país compramos un buen stock de dulce ya que en los países de más al norte no se consigue.

foto-6

Listas para vender

Llego el turno de visitar Bolivia y Perú donde las cosas eran muy baratas y no podíamos competir con los precios. Hicimos una recopilación de fotos de nuestro país sacadas por nosotros y las imprimimos en forma de postal. A cada persona que se nos acerca a charlar de nuestro viaje le ofrecemos una postal y el precio se lo pone cada uno.

foto-9

Las postales impresas

Si bien en Bolivia y Perú se hizo difícil vender por los bajos costos esto es también una muy buena oportunidad para comprar cosas para revender en otro lugar. En nuestro caso compramos en Villazon, Bolivia unas billeteras hechas con tela de aguayo a las que decoramos con ideas de mamá por muy poca plata. En Lima Perú adquirimos una enorme cantidad de dijes de piedra, todos minerales naturales tallados con distintas formas muy lindos. Todo para vender en Ecuador que, al tener su economía en dólares, se puede hacer una gran diferencia si uno se lo propone.

foto-7

Papa armando los collares

Estuvimos casi dos meses trabajando a full todos los días en la playa de Salinas, Ecuador. Papá caminaba la playa por la mañana ofreciendo persona por persona las pastafrolas que mamá cocinaba desde la madrugada. Al mediodía salíamos los 3 a vender las piedras, las cartucheras y unas tobilleras que papá hizo en alambre de alpaca. Y por la tarde papá salía nuevamente a ofrecer pastafrolas. Fueron dos meses súper intensos pero excelentes para nuestra economía.

foto-8

Alguno de los tantos collares que vendimos

Al entrar a Colombia, llegamos a un nuevo país donde nuevamente las cosas son mucho más económicas y se hace más difícil vender nuestros productos. Volvimos a recurrir a las postales. Estacionamos nuestra camioneta, las ponemos en las ventanas y a quien se nos acerca a charlar se las ofrecemos a colaboración.

foto-10

Vendiendo postales

También incursionamos en las pulseras o manillas de macramé y en bijouterie hecha en alambre de alpaca, donde fabricamos pulseras, tobilleras, aros y algunas cosas más elaboradas como gargantillas entre otros. También hicimos dijes y aros en chapa calada. .

foto-11

Papa fabricando pulseras

Por lo general armábamos nuestro puesto con todas estas cosas y le sumábamos torta de banano con café.

Como en nuestra mesa poníamos de adornos ciertas piedras y caracoles que fuimos juntado en nuestro paso por distintas playas, a la gente le llamaban la atención y nos preguntaban si las vendíamos, por lo que papa agarro varios caracoles que había juntado en chile y los hizo llaveros, fueron todo un éxito!!!

foto 13

El puesto armado a full!!!

A la mitad de Colombia decidimos probar con algo bien típico de nuestro país, alfajores argentinos rellenos de dulce de leche y bañados en chocolate. Mama luego de varias pruebas que nosotros degustábamos dio el ok y papa empezó a venderlos. Hasta ahora es en lo que mejor nos ha ido. Llegamos a vender más de 350 alfajores por día.

foto 14

Marchen unos ricos alfajores!!!

Una muy buena opción es comprar artesanías típicas de un lugar para venderlas en otros países alejados. En casi toda Colombia se venden unos bolsos sumamente coloridos hechos por una comunidad indígena llamada Wayuu, son sumamente lindos y llaman mucho la atención. Son varios los que compramos y tenemos guardados para más adelante.

foto 15

Los bolsos Wayuu

Cruzamos a Panamá y empezamos a armar un super puesto con todo, pero todo lo que ofrecemos. Mientras más opciones, más posibilidades!!!

DSC_0297

Trabajando en Farallon, Panamá

Como verán salimos con una idea y ante la necesidad se nos fueron ocurriendo otras cosas. Lo importante es probar. Hay cosas que en algún lugar no funcionan pero en otros lados sí. No hay que quedarse solamente con una idea. Nuestro lema es, si se nos ocurre algo nuevo, LO HACEMOS. Si nos va mal no se pierde nada, si se usa material o se requiere de una inversión en el último de los casos se guarda y se venderá en otro lado.

No siempre se puede vender en todos lados, porque no hay mucha gente o porque no está permitido, pero cuando está la posibilidad hay que aprovecharla al máximo, las cosas no llegan solas, hay que salir a buscarlas y ponerle voluntad pero sobre todo mucho amor.

Esa es nuestra experiencia hasta hoy, pero a lo largo del camino vimos a otras personas hacer cosas totalmente diferentes a las nuestras. Es cuestión de que cada uno busque entre sus capacidades y estar atento a las posibilidades que el viaje te da.

Hemos conocido a personas que hacen malabares, circo, comida (alfajores, wafles, churros, empanadas, ensalada de fruta, frutas, panqueques, torta, trufas, torta fritas, donas, piza, sándwich entre otros), música, bailan tango o folklore, miran la luna con un telescopio, hacen diseño gráfico, diseño web, app,  prótesis dentales, peluquería, fotografía, filmación, clases de surf o kitesurf, parapente para discapacitados, yoga, tela, luthier, todo tipo de artesanías, juegos de ingenio, son pintores, electricistas, hacen arreglos en general, de mozo o barman, venden bebidas(tragos, café), remeras, calcomanías, alforjas, magia, dentista, carpintero, voluntariado, cine, niñera y muchas cosas más. Todo lo que se les ocurra es válido.

Yo los veo a papá y mamá que han dejado su ego por hacer cosas que en su vida se imaginaron que iban a hacer, pero lo hacen con gusto, por una causa noble, nuestro sueño. Las ideas fluyen y no hay que dejarlas enfriar si no hacerlas de lleno con ganas y amor.

No hace falta ser millonario para dedicarse a viajar, hay miles de herramientas y opciones para hacer en el camino, como dice Herman Zapp en su bello libro Atrapa tus Sueños, “solo hay que juntar para llegar al siguiente pueblo y así sucesivamente”. Solamente hay que dar el primer paso que sabemos es difícil, pero vale totalmente la pena animarse y así Crecer en el Camino, que en nuestro bello caso, es en familia!!!

foto-12

Trabajando en FAMILIA

Si te sirvió este post no te lo guardes, “COMPARTILO” por favor, ya que puede haber del otro lado muchas personas que tengan las mismas dudas que vos.

20 pensamientos sobre “Como Crecer en el Camino por América sin ser millonario!!!

  1. Lisandro Migliorelli

    Excelente nota! espero que lo estén pasando de lo mejor y sigan creciendo!!
    De vacaciones en Salta allá por el mes de abril, ademas de las comidas típicas lo mejor que probé fueron sus pastafrolas!!

    Saludos y abrazos!

  2. carlos

    hola: los felicito estamuy buena la idea de todos los trabajos que realizan ahora me pregunto como van a pasar en panama que se precisa mucho dinero?????

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Hola Carlos, venimos hace bastante juntando para eso que es el mayor escollo de este viaje. No es nada barato pero tampoco imposible de juntar. Estuvimos más de dos meses en Ecuador trabajando muchísimo para eso. Nos falta aun para juntar todo pero en eso estamos. Estamos más que confiados que lo vamos a lograr. Un fuerte abrazo y saludos!!!!

  3. Javier

    Impecable nota! Nosotros vivimos viajando y sentimos exactamente lo que escribieron! Los felicito y a seguir recorriendo este pequeño mundo!!!! Abrazos!!!
    María y Javier de La Ruta del Presente.

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Javier, muchas gracias por tus palabras. Te mandamos un gran abrazo y muy buenas rutas!!!

  4. Rulo

    HERMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOSIIIISISISISISMO POST! Les mandamos un abrazo enorme desde la distancia, y como siempre buenas rutas! Besos! Cris, Natu y Tom de Dondenosllevelabrisa

  5. hector

    como siempre, buena explicacion, clara y y de gran ayuda. son un ejemplo a seguir y como dicen trabajando en familia para cumplir un sueño..nuestros mejores deseos hoy mñna y siemore,,, desde Salento un abrazo fuerte..

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Hola Hector, muchísimas gracias y que bueno te sirva. En nuestro paso por Riohacha conocimos a dos chicas que tiene un hostel por allá que te conocían y nos comentaron que ya tenias una camioneta para empezar a armar para salir a viajar. Nos dieron un alegro. Les deseamos lo mejor y para lo que necesiten cuenten con nosotros. Un fuerte abrazo!!

  6. Cecilia Scattone

    Hola hermosa familia, los felicito por lo que hacen por lo que luchan, por lo que disfrutan y los tres juntos, les deseo lo mejor que toda la suerte del mundo los acompañen siempre en esta experiencia maravillosa que estan haciendo, Mis sinceros cariños

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Muchas gracias Cecilia por tus lindas palabras, bienvenida a nuestro camino. Lo mejor de todo la verdad es lo que disfrutamos en familia. Un fuerte abrazo!!

  7. Yorly Rodríguez

    Hola chicos, excelente información la que comparten.
    Mi esposo Y yo planeamos un viaje a México, eso si dentro de unos años, por fuerza mayor en nuestra kombi María Bonita, y les soy sincera uno de mis grandes preocupaciones es el financiamiento.
    De hecho, hemos pensado en artesanías, muñecas de trapo,café, postales,libretas
    Otra cosa que se nos ocurre es que queremos prepararnos en alguna carrera técnica de algún servicio que se pueda hacer a lo largo del camino.
    Bueno, mi esposo ya está aprendiendo electrónica y mi meta es estudiar tambien mecánica.
    Creo que hasta clases de inglés se vale!
    Al final y como lo dijeron ustedes, los gastos se reducen considerablemente, en su mayoría gas, comida, seguro y aduanas.
    El sueño está y sólo hay que ponerle ganas para realizarlo.
    No se hacer pulseras pero igual se aprende.
    Saludes desde Costa Rica y si vienen por la capital pueden pasar a saludar.
    Yorly y Manuel

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Hola chicos, de seguro que vamos a pasar por la capital. Seria un placer conocerlos. Ojala algún día puedan hacerlo, es algo que vale totalmente la pena y es mucho más sencillo de lo que parece. Hay que decidirse, eso es lo mas difícil lo otro se ve. Un gran abrazo

  8. Ernesto

    Hola espero que esten bien . estoy armando hace 6 meses mi motor home .mi idea es dar la buelta a sud america pero por brasil . la pregunta es porque arrancaste por chile. Suerte la mejor y te seguire gracias abrazo

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Hola ernesto, fuimos por Chile por dos cuestiones. Una porque viajamos con nuestro hijo que es pequeño y por la zona del amazonas hay mucha malaria y recomiendan que uno tenga mas de 5 años para transitar ya que si tiene menos de esa edad puede ser muy mortal.
      Segundo, de Venezuela a Colombia está cerrada la frontera hace más de dos años, no hay forma alguna de cruzar con vehículo y esta bastante complicado transitar la tambien. La única forma para subir es bajar a Brasil y subir el vehículo a un avión y llevarlo a Colombia si este es pequeño o en barco. No es fácil para nada.
      Espero te sirva la información. Un fuerte abrazo.

  9. Viajando con los sosa

    Super buena la nota.!!!
    Les felicitamos desde Bolivia.
    Somos.la familia Sosa y también estamos viajando pero con nuestros 3 hijos, vendemos comida para costear el viaje y también nos apoyamos con algunos ahorritos sobretodo para costear problemas de salud que vayan surgiendo. Salimos desde CHILE y vamos a Canadá.
    Somos viajando con los Sosa.
    Besos y buen viaje!!!!!

    1. creciendoenelcamino Autor del artículo

      Hola familia, que alegría saber de ustedes. Cada vez somos más familias inmersas en esta increíble aventura de disfrutar la vida de una forma totalmente distinta. Les deseamos lo mejor y totalmente se puede vivir viajando. Un gran abrazo y buenas rutas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »